yogurt con muesli

Una historia sobre el yogurt

El yogurt es una bebida hecha a base de leche que nos acompaña en distintas recetas. Ya sea para el desayuno, o en un postre se ha vuelto un ingrediente importante en la cocina.

Siempre existen grandes historias detrás de los alimentos y es por eso que hoy te cuento más sobre el yogurt. 

Tiempos antiguos y medievales

El yogur es un alimento antiguo, utilizado por pueblos de Asia, Europa y Oriente Medio a lo largo de los milenios. Apareció por primera vez durante el período Neolítico, hace entre 5000 y 10 000 años, probablemente como resultado de que la leche se agriara de forma natural en temperaturas cálidas.

La evidencia de la cerámica antigua muestra que las personas del Neolítico usaban las ollas para almacenar leche. Como alimento fermentado, el yogur era una excelente manera de conservar la leche, ya que la acidez ralentiza el crecimiento de bacterias dañinas.

El yogur era un alimento muy conocido en los imperios griego y romano y ha desempeñado un papel importante en la cocina mediterránea desde el año 800 a.

Si nos trasladamos al este de Mongolia, podemos ver que el yogur y los productos lácteos fermentados relacionados eran alimentos importantes para el ejército de Genghis Khan a finales del siglo XII y principios del XIII. De hecho, Genghis Khan creía que la extraordinaria valentía de sus guerreros se debía a su consumo habitual de yogur.

 

yogurt

Yogur y longevidad

En la historia más reciente, el yogur saltó a la fama tras una conferencia impartida por Elie Metchnikoff en 1904 en el Instituto Pasteur de París. Metchnikoff sugirió que la longevidad entre los búlgaros podría atribuirse a la bacteria lactobacilo beneficiosa en el yogur.

La salud y el yogur

A lo largo de su historia, el yogur ha tenido una asociación con la salud, si eres de los que les gusta ordenar fruta entre la comida para llevar, para disfrutarla con yogur, gustará saber esto. Esto, John Harvey Kellogg, decidió que los pacientes de su sanatorio en Battle Creek, en Michigan, debían recibir cada una ración de yogur, puesto que esto los mejoraba. De pronto, el yogur se podía comprar en las farmacias, la máxima expresión de la comida como medicina.

Si bien Metchnikoff no tenía toda la razón sobre la capacidad de las bacterias del yogur para colonizar los intestinos, ni sobre la promesa de longevidad, hoy sabemos que el yogur proporciona muchos beneficios nutricionales.

Las reglas de hoy en día

Las normas canadienses establecen que todo yogur debe contener Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophiles. También se pueden añadir otras bacterias. El yogur debe tener al menos 10 millones de bacterias por gramo en el momento de su comercialización. Todo yogur contiene bacterias vivas, no es necesario que lo diga en la etiqueta ya que, por ley, debe contenerlas.