chalupas con salsa verde y roja

Las chalupas, un plato poblano

Las chalupas son un antojito tradicional de Puebla. Es una comida básica para tener durante las celebraciones mexicanas, como el Día de la Independencia de México, o simplemente como un antojo de fin de semana.

Es una pequeña tortilla frita cubierta con una selección de salsa y carne. La tortilla se puede freír en aceite o manteca, la salsa puede ser verde o roja, y la carne puede ser de pollo o de res. Se le añade cebolla picada por encima para rematar.

Hoy en día se pueden encontrar en restaurantes, ferias o celebraciones mexicanas de kermesse. Suelen servirse con cuatro o cinco chalupas en un solo plato, como entrada, la última vez que las comí fue cuando las descubrí en el menú de los restaurantes cercanos a mi ubicación, sin duda puedes encontrar este platillo en distintos estados del país no solo en puebla. Ahora te cuento un poco más de su origen

chalupas

¿De dónde vienen las chalupas?

 Hay varias historias que pretenden responder a esta pregunta. La historia cuenta que es una receta creada por los frailes. Mezclaron sobras de pollo con un poco de masa de maíz, para mejorar el sabor de esta mezcla, luego agregaron la salsa y rodajas de cebolla.  

Otra historia cuenta cómo las chalupas aparecieron por primera vez durante la época prehispánica. Inventado por los indígenas mexicas, como alimento que podían llevar en las pequeñas embarcaciones y canoas que utilizaban para navegar por los canales de Tenochtitlán. Otros aseguran que las tradicionales chalupas nacieron a orillas del río San Francisco, que se ubica en el centro de la capital poblana.

Su nombre proviene de la palabra vasca txalupa. Independientemente de su procedencia, las chalupas son una comida querida en todo México. No solo siendo un antojito representativo para Puebla, sino también en estados como Hidalgo, México, Ciudad de México y Guanajuato. Se han convertido en parte esencial de la gastronomía mexicana.