Comida Mexicana y Tex-Mex

Diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana

La comida Tex-Mex, como la conocemos hoy, es una invención relativamente reciente y muy diferente a la comida mexicana. Aunque hay un lazo que las une, son totalmente diferentes.

Cuando Estados Unidos era una nación joven, los colonos angloamericanos marcharon siempre hacia el oeste hacia lo que ahora es Texas. Ahí se encontraron por primera vez con las culturas y cocinas mexicanas.

El área alrededor del Río Grande estaba inundada de platos exóticos (para ellos), pero ciertamente no había nachos ni chili con carne.

Al leer esto, te aseguramos que te dará antojo de probar unas deliciosas alitas o costillas junto con elote y papas. Pídelas ahora mismo en wow+ y no te quedes con el antojo. Hay una gran variedad de comidas y postres que están para chuparse los dedos.

Orígenes

El término «Tex-Mex» no comenzó a aparecer impreso hasta alrededor de la década de 1940. Se hizo realidad en la década de 1970, cuando escritores gastronómicos lo expusieron a una audiencia nacional en el libro: Las cocinas de México.

burrito_Comida Mexicana y Tex-Mex

¿Cuáles son las diferencias con la comida mexicana?

Las diferencias entre la comida mexicana y la Tex-Mex se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes clave. Estos ingredientes son: carne de res, queso amarillo, harina de trigo, frijoles negros, vegetales enlatados (especialmente tomates) y comino.

El comino se importó a EU e Inglaterra desde la India. Si bien se ha incorporado lentamente a los platos en México, en EU se adoptó más rápido como especia.

El trigo es la base de la comida Tex-Mex

Seamos realistas: a los estadounidenses les encanta el trigo, y casi cualquier burrito que encuentres está envuelto en una tortilla de trigo. En lugar de las tortillas a base de maíz, usan el trigo. Una regla general es que cuanto más almidón hay, más Tex-Mex es.

Básicamente, Tex-Mex es una destilación de las cocinas de los rancheros del norte de México y Texas en un paquete de pan y queso.

Chefs pioneros, como Stephan Pyles, elevaron la cocina a los estándares gourmet, y la convirtieron en una de las cocinas más estadounidenses. Permitieron que se ramificara en todos los diferentes platos y restaurantes que se ven hoy.

También te puede interesar: Reseña: Capricciosas pizza gourmet