bebida cappuccino 2

¿De dónde viene el nombre de la bebida cappuccino?

Es un mundo cafetero. Vertido, prensa francesa, macchiato, espresso, capuchino: todas son formas elegantes de tomar su infusión de cafeína matutina. ¿Pero cómo los frailes italianos proporcionaron la inspiración para una bebida de café muy querida en el mundo? Conócelo aquí.

Muchos de los términos para las bebidas de café nos vienen del italiano, donde son términos de utilidad. Así que cuando salgas a comer, checa todas las variedades de café que ofrecen en el menú de restaurante. Te darás cuenta de la similitud en cuanto a los nombres.

bebida cappuccino 1

Etimología de la palabra «capuchino»

Espresso proviene de la palabra italiana que significa «exprimido», que explica cómo se hace la bebida de café; macchiato es la abreviatura de «caffe macchiato», que significa «café con una mancha (de leche)».

Pero el capuchino se opone a la tendencia: proviene de una palabra italiana que no se refiere al café, sino a los frailes.

Capuchino, una bebida única

‘Cappuccino’ toma su nombre de los frailes capuchinos: el color del espresso mezclado con leche espumosa era similar al color de la túnica capuchina.

Los frailes capuchinos son miembros de las órdenes franciscanas de monjes más grandes, y su orden fue fundada en el siglo XVI en Italia. Fueron reconocidos por su trabajo misionero entre los pobres, así como por su dedicación a la extrema austeridad, pobreza y sencillez:

La simplicidad característica de estos frailes es, en efecto, proverbial; y también puede inferirse de su habla, sus modales y de su aspecto mismo; además de ser ilustrado aún más por varios dichos corrientes en Italia (donde su orden se numera por mil) como «cenar al capuchino «, hacer una comida lamentable; y «viajar al capuchino «, es decir, viajar a pie.

La palabra italiana «cappuccio»

Los capuchinos también eran famosos por su vestimenta. Llevan una sencilla túnica marrón que incluye una capucha larga y puntiaguda que cuelga por la espalda.

La palabra italiana para esta capucha distintiva, cappuccio, dio lugar al nombre italiano de la orden.

Cuando la bebida capuchino se introdujo por primera vez en Italia, recibió el nombre de los frailes capuchinos porque el color del espresso mezclado con leche espumosa era similar al color de la túnica capuchina.

El nombre, caprichoso en un mundo de nombres utilitarios de bebidas de café, se quedó; se tomó prestado al inglés a finales del siglo XIX. Esta es una historia linda que nos hace recordar que estamos hechos de historias. Así es, los humanos estamos hechos de historias y no de átomos, diría Eduardo Galeano.

También te puede interesar: Pastel de chocolate húmedo con fresas