Historia_ macchiato 2

Historia del café: ¿Cómo hacer un macchiato?

Si tenemos que elegir a una bebida que haya hecho historia, sin duda tenemos que elegir al café macchiato o latte macchiato. Un café que se pide en muchas cafeterías de todo el mundo y que si tienes antojo en casa, puedes buscar restaurantes cerca de mi ubicación y pedir la que más te guste.

¿Cuál es su significado? Bueno, macchiato significa «leche manchada» y la bebida recibió este nombre porque literalmente toma la apariencia de leche «manchada» con espresso.

Si bien otra bebida de café expreso popular, el café latte, es similar, se diferencia en el hecho de que un café latte pone primero el espresso y luego la leche, mientras que un latte macchiato se prepara poniendo primero la leche al vapor en el vaso y luego agregando el espresso.

Historia_ macchiato

La historia del macchiato: ¿Cuál es su marca distintiva?

Bueno, para eso tuvimos que acudir al experto número uno: el señor Google. Lo contrario de un latte macchiato es el café macchiato que es principalmente espresso pero está «manchado» con solo una pequeña cantidad de leche.

La marca distintiva de un latte macchiato es la «macchia» o marca en la parte superior que muestra que se ha agregado espresso. Debido a que se mezcla un café latte, no hay marcas de espresso en la parte superior.

Otra diferencia es que el latte macchiato tiene más espuma en la parte superior que un café latte y se sirve como una bebida en capas, mientras que un café latte ya se mezcla al momento de servir.

Macchiato vs. latte vs. cappuccino

Mientras que un latte macchiato se hace agregando espresso a la leche al vapor, el latte se hace agregando la leche al vapor al espresso. Un cappuccino usa menos leche al vapor que un café latte y mucha más espuma.

El macchiato también tiene una «macchia» o marca de espresso en la parte superior de la bebida de café .

Si el café latte se sirve en un vaso, a menudo se sirve junto con una servilleta para que el cliente pueda sostener el vaso caliente.

Cómo hacer un latte macchiato

Una vez que hayas cocido correctamente la leche al vapor, viértela en un vaso con una generosa cantidad de espuma encima. Luego, vierte muy lenta y cuidadosamente el trago o tragos de espresso recién hechos.

Este proceso producirá una leche muy cremosa y aterciopelada y una espuma vertible y moldeable que se mezclará con la bebida de café especial creando una armonía de sabores.

Es mejor verter el espresso lentamente sobre el dorso de la cuchara y dejar que fluya hacia la taza, creando una bebida en capas en lugar de dejar que el espresso se mezcle con la leche.

El latte macchiato perfectamente vertido permitirá que el espresso se asiente entre la sustancia más densa de la leche al vapor de abajo y la espuma más ligera de arriba. El latte macchiato se sirve mejor en un vaso transparente para que las capas se puedan apreciar visualmente.

Asegúrate de que el vaso esté precalentado con agua muy caliente para que no extraiga todo el calor de la leche y el espresso cuando se sirva la bebida de café especial. También debes precalentar la demitasse que se usa durante la preparación del espresso, así como la cuchara que se usa durante el vertido.

También te puede interesar: ¿De dónde viene el nombre de la bebida cappuccino?