té verde 2

El té verde: conoce un poco más sobre esta bebida

De todos los tipos de tés, la historia del té verde es la más larga y se ha documentado ampliamente en muchas culturas del sudeste asiático.

El té verde, también conocido como té sin oxidar, se elabora únicamente con las hojas de la planta camellia sinensis. Las hojas se arrancan, se marchitan ligeramente y luego se cocinan inmediatamente para preservar la calidad verde y evitar la oxidación.

A muchas personas nuevas en el mundo del té les sorprende saber que el té verde y el té negro se originan exactamente en la misma especie de planta. Sin duda alguna, es la bebida favorita en muchos lugares y puedes pedirla en servicio a domicilio para que no salgas de casa.

té verde 1

¿Dónde se inventó?

Aunque el té verde se inventó en China, también tiene sus raíces en el sudeste asiático y ahora se produce y fabrica ampliamente en muchos países del mundo.

¿Quién descubrió el té verde?

Los orígenes del té verde datan del año 2,737 A. de C, durante el reinado del emperador Shennong, un sabio mítico y una figura popular en la mitología de la agricultura y la medicina de China.

Se dice que durante uno de sus viajes, cuando Shennong y su convoy se detuvieron para descansar, el emperador tenía una taza de agua caliente y cayeron accidentalmente unas cuantas hojas de una rama de .

El agua se volvió de color oscuro, pero pasó desapercibida para Shennong. Cuando consumió esta agua, la encontró extremadamente refrescante y pidió a los miembros de su convoy que se la prepararan a partir de ese momento.

Sin embargo, algunos historiadores culturales afirman que el origen del té verde se remonta a 3,000 años, cuando las personas que lo cultivaban en todo el sudeste asiático masticaban y comían hojas frescas de té para divertirse.

Mucho más tarde, las hojas recién arrancadas se sometieron a cualquier tipo de procesamiento antes de sumergirlas en agua caliente.

El té verde se convirtió en toda una tradición en China

En el siglo V, durante el gobierno de la dinastía Tang, beber té se convirtió en una convención social en toda China. Las “ceremonias del té” formalizadas tomaron forma y beber té se convirtió en una parte integral de la vida social de la gente de China.

Fue durante esta época que se desarrolló y refinó el proceso de ‘vaporizar’ las hojas de té, durante los años siguientes. Se cree que la cocción al vapor, un método universalmente asociado con la producción de té verde, se originó en China en el siglo VIII.

Décadas más tarde, en el siglo XVIII, cuando los maestros del té japoneses introdujeron los procesos mecánicos para «fijar los atributos verdes». Uno de esos procesos dio como resultado la creación del té verde sencha, un té verde elaborado mediante la infusión de las hojas de té enteras procesadas en agua caliente.

Hoy en día, la mayoría de las hojas de té verde chino de alta calidad se cuecen al vapor y/o se cuecen en una sartén, una técnica en la que el té verde fresco se tuesta en un wok grande a fuego alto durante un período corto. ¿Qué te pareció esta historia?

También te puede interesar: Historia del café: ¿Cómo hacer un macchiato?