Oaxaca, la fascinante tierra del sur de México. Es un estado que abruma la vista y deleita el paladar. Un centro cultural tanto para la cultura prehispánica como para la cultura actual. Es uno de los lugares con distintos sitios turísticos para disfrutar desde playa hasta zonas arqueológicas.  

En Oaxaca podrás encontrar de todo un poco y si aún no estás convencido de por qué deberías ir, aquí te presentamos 10 razones que harán que comiences a preparar tu maleta. 

Mezcal 

Oaxaca es el estado de donde provienen algunos de los mejores mezcales del país. Bares y restaurantes en todo el estado ofrecen degustaciones y hay varias campos de agaves que debes visitar. Si buscas seguir algún tour de mezcal ten mucho cuidado y asegúrate de no ser el conductor designado.  

Elaboración del mezcal

Ciudad de Oaxaca 

La capital de Oaxaca es una joya del sur de México. La cultura, la artesanía y las cantinas añaden su propio toque especial a esta capital increíblemente colorida. Si no te encanta caminar y recorrer grandes distancias visitar el corazón de la ciudad puede ser la mejor opción. Además de conocer la cultura estarás cerca de distintas cafeterías accesibles y conocidas. Un ejemplo es Starbucks coffee que puedes encontrar en Plaza Parque. Por si en tus planes está visitar los centros comerciales del estado puedes continuar usando los beneficios starbucks rewards sin ningún problema.   

Centro de oaxaca

Monte Albán 

Fundada alrededor del año 500 a. C., Monte Albán fue una de las ciudades mesoamericanas más importantes de su época. Hoy, las ruinas de la ciudad son un cementerio verde y ondulado de antiguas casas y arquitectura.  

 

Monte alban

Mole, mole, mole 

Oaxaca es la tierra de los siete moles y no vas a querer evitar probar uno distinto cada que los veas en el menú. Pruébalos hasta que encuentres tu favorito, o toma una clase y aprende los secretos detrás de estas delicias culinarias. 

Mole negro oaxaqueño

Cultura local 

Las comunidades locales son unas de las culturas más antiguas de América. Puede visitar a los artesanos locales en medio de la creatividad, sentarse con las mujeres mientras cocinan platos regionales y participar en ceremonias religiosas y festividades y bailes anuales. 

Baile tradicional oaxaqueño

Pan de huevo y chocolate oaxaqueño 

El chocolate caliente en Oaxaca viene con un poco de canela, tal vez un poco de almendras, una pizca de chile, todo mezclado a la perfección. Definitivamente pídelo junto con un pan de yema, un pan de huevo cuya delicada textura combina a la perfección con el peso de tu chocolate. 

Pan de huevo y chocolate oaxaqueño en el fondo

Café oaxaqueño 

Oaxaca se distingue por producir café de calidad con atributos incomparables tales como el aroma, cuerpo, sabor, acidez y la sensación inigualable que deja en el paladar. 

Café Oaxaqueño

Quesillo 

Esas bolas de queso fibroso que se encuentran en todo México a menudo se llaman queso Oaxaca porque gran parte de su producción se realiza en ese estado. Su nombre real es quesillo. Cómelo en una quesadilla con flores de calabaza, derretido dentro de una torta de milanesa o simplemente hazlo en pedazos y pruébalo lentamente, pieza por deliciosa pieza. 

Bola de Quesillo

Tlayudas 

Tradición culinaria oaxaqueña, la tlayuda se hace con una tortilla grande y plana que se deja secar y luego se vuelve a freír en una buena manteca de cerdo. Tradicionalmente se cubre con frijoles refritos, queso y salsa, pero puede incluir lechuga, repollo, carnes de un millón de variedades y tomates frescos. La tlayuda se disfruta mejor en los mercados y puestos callejeros, donde puedes dedicarte al desordenado negocio de comerla con avidez. 

Tlayuda oaxaqueña

Estas son solo algunas razones para visitar Oaxaca. Recuerda que si estás en busca de emprender un viaje debes tener en cuenta las recomendaciones contra el covid-19. ¿Ya visitaste cada rincón de México? Descubre algunos restaurantes italianos si tienes los ojos puestos en Europa.